Los SEMILLEROS DE LECTURA “SAN JOSÉ LEE Y ESCRIBE”; será un programa sociocultural y educativo de sensibilización y formación literaria, dedicado al mejoramiento de las habilidades comunicativas y del lenguaje y al fomento de la expresión creativa de los niños, jóvenes y adultos. Tiene por misión “dignificar el pensamiento literario de la escuela”, y paralelamente, velar por el desarrollo de las habilidades para la vida y las competencias ciudadanas, el rescate de los valores humanos y culturales, la civilidad y la  convivencia pacífica.

 

Así pues este integrará:

·         TALLERES DE FORMACIÓN LITERARIA

 Vincula a los jóvenes al proceso literario

 

·        CUENTA-CUENTOS

·        Acercamos a los niños y jóvenes a la lectura y la escritura dinámica       desde la comprensión lectora e impulsa  la participación en actividades de dibujo y creación

 

·        EN LA TARDE CON LOS ABUELOS

 

·        Busca dinamizar las tardes de los abuelos Josefinos compartiendo historias al degustar un chocolate.

EN LA TARDES CON LOS ABUELOS 

 

 

Busca dinamizar las tardes de los abuelos josefinos compartiendo historias al  degustar un chocolate.

"Leer es meterse en otra piel, cambiar de rostro y de alma, llorar otras lágrimas... sentir de otra manera. Leer es engañar al tiempo y vivir más vidas de las que nos toca vivir". Con esas palabras del escritor

 Felipe Garrido- Abuelos lectores y cuentacuentos 

El objetivo es promover la tradición de la lectura, el programa  está orientado a convocar personas de cualquier edad y sexo, que tengan  la voluntad, el deseo, el compromiso y el gusto por la lectura, para compartirla con distintos públicos.
Se trata de Abuelos “Lectores”, lo que significa que toda la actividad gira en torno al objeto libro, del cual se intenta transmitir su valor simbólico para fomentar así la lectura,  en los diferentes públicos, desde la primera infancia hasta la tercera edad.

Los voluntarios son orientados, motivados y acompañados  por personal de la Biblioteca con diversos talleres y capacitaciones que buscan el enriquecimiento no solo en habilidades comunicativas y del lenguaje literario, si no que busca fortalecer el trabajo al interior del grupo y de éste con las instituciones con las que se trabaja. 


TALLERES DE FORMACIÓN LITERARIA

 

Taller es propiamente el espacio donde se realiza un trabajo manual o artesano, como el taller de un pintor o un alfarero, un taller de costura o de elaboración de alfajores, etc.

Constituye la formación de lectores en la biblioteca mediante el encuentro de lectura o escritura, escuchando algunos autores de la literatura infantil o juvenil

 

 

TERTULIA


Una tertulia es una reunión informal y periódica de gente interesada en un tema o en una rama concreta del arte, la ciencia o la filosofía, para debatir e informarse o compartir y verificar ideas y opiniones. Por lo general, la reunión tiene lugar en la biblioteca pública municipal y suelen participar en ellas personas del ámbito intelectual. Es una costumbre de origen español y se mantuvo arraigada hasta mediados del siglo XX en las colonias independizadas del imperio español. A los asistentes se los llama contertulios o tertulianos.

  •  Puede haber tertulias literarias, teatrales o de cualquier tipo, incluso tertulias de carácter general, y con frecuencia giran alrededor de un personaje famoso. Una tertulia de buen nivel suele ser un instrumento educativo de gran orden y lo primero que se aprende en ellas es tolerancia y sentido crítico. Por otra parte, una tertulia permite a los interesados por un tema amistar y estrechar relaciones con los de su gremio y enriquecer su cultura, y a los principiantes aprender de los más experimentados y conocer informalmente a las personas de que asisten a ella.

ES UN ESPACIO PARA COMPARTIR AL LADO DE LA LUZ DE UNA VELA LAS GRANDES OBRAS DE LA LITERATURA, POESÍA Y LA MÚSICA, PARA SOÑAR, CAUTIVAR, ESCRIBIR Y SABOREAR UN BUEN VINO SELECTO PARA EL MOMENTO, ESPACIO DE CULTURA Y TERTULIA.

 

    PROMOCIÓN DE LA LECTURA

 

Promoción de lectura y escritura

Es un programa que integra un conjunto de acciones y estrategias que favorecen el acceso a la cultura escrita y otros medios, mediante el encuentro con una amplia diversidad de textos, promoviendo la lectura y la escritura como prácticas sociales y culturales que permiten el acceso, uso y transformación de la información y el conocimiento, la apreciación estética y el ejercicio de la función simbólica del lenguaje, así como el ejercicio de la ciudadanía y la participación social.

Las maletas viajeras de literatura

Algunas estrategias de promoción de lectura con la maleta de Literatura para

niños Una caja o maleta viajera es una colección de materiales de lectura –que pueden estar en diversos soportes o complementarse con videos u otros recursos, que viaja en una maleta y se presta a una institución con la que se acuerda el servicio por un periodo de tiempo determinado. Se trata de una estrategia para extender el servicio bibliotecario a aquellas comunidades que no tienen fácil acceso a las bibliotecas. La Red de Bibliotecas del Banco de la República cuenta con el programa de maletas viajeras y realiza préstamos de libros para todas las edades y en varios tipos de instituciones.

A continuación, presentamos algunas recomendaciones y estrategias para utilizar los materiales de la maleta viajera para niños:

1. Aunque esta maleta va dirigida a niños que ya saben leer, es importante continuar con la lectura en voz alta, ya que esta actividad le da una dimensión muy importante a la literatura: la lectura compartida, en la voz afectuosa de un adulto, genera espacios de diálogo y carga de sentido las historias.

2. Abra espacios en los que los niños puedan hacer una exploración libre de los libros de la maleta, ya que en estos momentos un lector empieza a definir sus gustos e intereses propios. Es importante no hacer preguntas o “controles de lectura” después de estos espacios: a partir de encuentros gratuitos con los textos, los niños irán desarrollando sus gustos y fortaleciendo su desarrollo lector.

3. Nunca lea en voz alta a un grupo de niños un libro que usted no haya leído previamente, pues no conocer el texto implicará que se equivoque, se pierda entre las líneas e incluso se dé cuenta de que no es el libro apropiado para el momento y el público. 4. Es importante ofrecerle al niño imágenes de buena calidad estética, ya que éstas son las puertas de entrada al mundo del arte. Por eso en las maletas encontrará libros que no tienen imágenes estereotipadas y que contienen ilustraciones de alta calidad.

5. “Los niños escuchan las narraciones y entran en el juego. Se acomodan en el reino de la ficción y viven las emociones al lado de los protagonistas. Ríen, lloran, se asustan. Pero saben que hay llaves que abren y que cierran este lado paralelo de lo real. Transitar por las emociones de manera estructurada y armónica organiza el mundo interior, organizando de paso las relaciones con el mundo exterior”

6. “Los libros deben ser leídos despacio, tomándonos el tiempo de disfrutarlos, interpretándolos con tonalidades, matices, expresiones personales. Cuando esto sucede, la historia adquiere vida. Es, por lo tanto, animada. Es decir que nuestra “ánima” o alma, ha entrado en el libro”.

7. Procure que la actividad de lectura en voz alta sea un espacio ameno y constante, que se inserte en la rutina de su trabajo con los niños.

8. Después de leer, aproveche para generar comentarios o debates sobre un tema en particular. Estos deben ser naturales y espontáneos, nunca forzados y no deben parecer exámenes, pues esto puede generar rechazo en los niños.

ALGUNAS ACTIVIDADES A REALIZAR:

1. La hora del cuento: destine un tiempo determinado todos los días para reunir a un grupo de niños y leer 3 o 4 libros de la maleta. Muéstreles las ilustraciones, lea despacio, deténgase en las imágenes y siga las recomendaciones arriba citadas. Es importante que sea una actividad constante y que no implique castigos.

2. Talleres de animación a la lectura: alrededor de un libro de la maleta: proponga dibujar a los personas del libro, inventar en grupo otro final para la historia o imaginarse de qué trata un libro leyendo apenas el título y mirando la portada. También puede proponer una actividad manual construyendo con los niños algún objeto que sea importante dentro del libro: un barco, una varita mágica, un sombrero, un avión, etc.

3. Lectura en voz alta: de un cuento de la maleta: lea en voz alta a los niños a modo de acompañamiento en momentos de la jornada escolar, como el almuerzo, el inicio de la jornada, la despedida, etcétera.

4. El momento de la poesía: destine un momento en la semana para compartir la poesía con los niños. Cree un ambiente de relajación acompañado de música suave de manera que los niños puedan concentrarse y disfrutar del sonido de las palabras, su musicalidad y ritmo. También puede usar juegos de palaras, trabalenguas, retahílas y adivinanzas para familiarizarlos con el mundo de la poesía. Finalmente, puede involucrar al profesor de música, o a alguien que sepa de notación musical y toque un instrumento, para ponerle

5. Música a un poema: que escojan previamente entre todo el grupo. Promoción de la lectura

Debe entenderse como un trabajo de intervención sociocultural y político que busca, fundamentalmente la reflexión, revalorización, transformación y construcción social de nuevos sentidos, idearios y prácticas de la lectura, para generar cambios en las personas, en sus contextos e interacciones. promoción de la lectura

Acción dirigida a acercar a un individuo y comunidad a la lectura elevándola a un nivel superior de uso y gusto, de tal forma que sea asumida como una herramienta indispensable en el ejercicio de la condición vital y civil. promoción de la lectura

 Animación de la lectura

La animación a la lectura es un acto consciente para producir un acercamiento afectivo o intelectual a un libro concreto de forma que esta experiencia produzca un acercamiento al mundo de los libros como algo divertido. animación a la lectura

La animación a la lectura, es entendida como un conjunto de estrategias encaminadas a la lectura de un texto determinado animación a la lectura

Animación aplicada al campo sociocultural, cuando el objetivo es motivar al individuo a la participación en la vida social para que deje de ser un mero consumidor de bienes culturales y se convierta en sujeto activo y crítico de su propio entorno. Animación a la lectura

Para animar a leer debemos tener: conocimiento de los lectores conocimiento de los materiales de lectura conocimiento de las herramientas de animación estrategias de animación a la lectura

Conocimiento de los lectores: los que empiezan a leer. los que dominan la descodificación. Lectores comprensivos y para la vida. estrategias de animación a la lectura

Conocimiento de los materiales de lectura: si bien la animación a la lectura se centra en los materiales impresos y escritos es oportuno plantear que la escritura convive actualmente en un espacio de activa combinación con otros modos de leer. Estrategias de animación a la lectura

Materiales de lectura (según su soporte) materiales impresos materiales audiovisuales materiales multimedia, periódicos revistas libros películas y vídeos texto electrónico on line off line

 Conocimiento de las herramientas de animación herramientas de comunicación, vista desde los cambios tecnológicos: animación a la lectura masiva animación comunitaria animación organizacional estrategias de animación a la lectura

Animadores de la lectura: promotor/animador es quien impulsa algo, quien pone en tensión sus aptitudes y los instrumentos de que dispone para conseguir un propósito.

Serán promotores de lectura todas aquellas personas o instituciones que de manera consciente y organizada desarrollen, con sistematicidad, acciones a encaminar y estrechar los vínculos entre la población y la lectura.

 Nos referimos, entonces, a un amplio conjunto de individuos, a un grupo heterogéneo, multidisciplinario, que actúa en diversas esferas de la vida: desde la familia, personas y profesionales independientes,  espacios institucionales como escuelas, bibliotecas, librerías, editoriales, casas de cultura, periódicos y revistas, centros rectores de políticas educativas y culturales, etc.

A todas esas personas e instituciones las distingue la convicción de que la lectura es un ejercicio útil, que alimenta el espíritu y el pensamiento, así como compartir el gusto por los libros.

 Un promotor de lectura será un verdadero lector, un apasionado de los libros. sería absurdo pretender que un no lector pudiese contribuir de manera eficaz a la información de los lectores.

 Además de todas estas características, un promotor de lectura vinculado a los más jóvenes deberá caracterizarse por:

 Estimular entre los niños y los adolescentes la libre expresión de ideas y sentimientos.

 Inculcar, a través de la praxis, el concepto de la lectura como espacio para confrontación de criterios y acicate para el ejercicio democrático, crítico, participativo de observación del contexto social  proponer, sugerir, nunca imponer.

 Su disposición para nutrirse de lo más valioso de experiencias similares que desarrollen sus colegas de su país y de otras latitudes.

 Procurar un diálogo respetuoso.

 Estar siempre atento a las reacciones, observaciones y sugerencias de los menores para, si resulta conveniente incorporarlas a su labor.

 Encauzar la aproximación a los materiales de lectura de una manera alegre, divertida, lúdica, sin que esto sea sinónimo de superficialidad o desorden.

 Y por último, el promotor de lectura deberá ser consciente de que en su trabajo con los más jóvenes se producirá un doble flujo de ideas, un intercambio de vivencias recíproco y enriquecedor.

 El promotor de lectura interactúa, sistemática o periódicamente, con uno o varios neolectores para orientar su percepción del acto de leer. Una de sus principales misiones es hacer conscientes a los niños de la existencia de múltiples libros de diversas temáticas, géneros y estilos, capaces de satisfacer las necesidades  peculiares y los gustos de cada individuo, y ayudarlos a orientarse hacia aquellas obras que más se ajustan a su grado de maduración psíquica e intelectual.

 Además, concibe y ejecuta diversas actividades, mediante las cuales busca que los niños relacionen el texto que leen con distintos aspectos de su realidad circundante, con otras manifestaciones culturales, e incluso con lecturas anteriores, proponiendo un rico ejercicio de intertextualidad.

Animadores de la lectura: son aquellas actividades participativas que tienen como objetivo animar el texto y dotar de vida a los libros. Es una forma de promoción de la lectura que utiliza algunas estrategias con carácter lúdico que acercan al niño y al libro de manera activa y gratificante. en ellas la interacción resulta imprescindible y todo el proceso se estructura con una metodología abierta y flexible que permite su adaptación a las personas para las que se ha proyectado, incluidos los adultos. 

Administración de tiempo para leer: leer desde que es un bebé. Evitar la imposición. Disponer de una pequeña biblioteca. Padres/madres deben ser modelo lector. Necesidad de información de ver leer para leer. el papel de los padres ante la lectura

el éxito que tengamos en ayudar a los niños a volverse lectores depende no tanto de nuestras habilidades técnicas, sino de la pasión que nosotros mismos transmitamos como lectores. En esa escala de importancia luego está qué tan amplia y profundamente conozcamos los libros que ofrecemos. sólo a partir de ese catálogo previo podremos unir, con la espontánea exactitud que necesitamos varias veces en un día normal, alniño y al libro. 

 

LA BIBLIOTECA

 

 

La biblioteca como cualquier sistema de información es un conjunto interactivo de personas, tecnología y documentos. La concepción tradicional entiende que la biblioteca "es una sustantiva colección de libros, cuya disposición sitúa a cada persona interesada en el conocimiento, en posición de usar, sin pérdida de tiempo, cada libro contenido en ella, de acuerdo con sus necesidades. La biblioteca es un sistema de información que no crea sus propios materiales, selecciona lo que otros editan de acuerdo con los objetivos concretos que deben cumplir. Las bibliotecas seleccionan una o varias copias idénticas de cada edición.

Los fondos suelen disponerse ordenados por temas, siguiendo alguna pauta normalizada. El bibliotecario actual es cada vez más un mediador entre la información y el usuario. El suministro de información, no de documentos, se ha convertido en el fin primero de la biblioteca. La figura del bibliotecario erudito, y del conservador está en regresión frente al informador, lo cual se refleja también en las funciones bibliotecarias. La difusión de la información y la intermediación con documentos que no forman parte de su colección propia hace de la biblioteca un auténtico sistema de referencia y acceso a las fuentes.

 

 Funciones de la biblioteca:

 

Función formadora: El apoyo a la educación es la principal razón para que existan bibliotecas escolares y universitarias: Pero la biblioteca pública también cumple con el objetivo de educar; bien sea porque colabora con el sistema educativo, atendiendo a necesidades puntuales de información, o porque por sí misma es formadora de la gente a la que atiende.

 

Función de custodia: la preservación y conservación de los impresos y otros documentos es un asunto común para cualquier tipo de biblioteca. Los fondos se conciben así como un legado que debe guardarse adecuadamente; desde luego, son las bibliotecas nacionales las encargadas de guardar para las generaciones venideras la creación de quienes le precedieron.

 

Función recreativa: Si el entretenimiento puede considerarse una segunda función de las bibliotecas escolares, e incluso universitarias, lo es primordial para las bibliotecas públicas pues, los libros y demás recursos serán servidos para "el interés, información y satisfacción de cuantas personas integran la comunidad a la que sirve la biblioteca".

 

Función social:  la biblioteca es un lugar de encuentro social; no sólo por organizar actividades que requieren la presencia de personas en grupo, sino por ser lugares donde se está bastante tiempo y en compañía de otras personas. El ambiente de respeto y silencio propio de las bibliotecas favorece que sean los lugares preferidos por los estudiantes para preparar sus asignaturas.

 

Función investigadora: las bibliotecas sirven, desde luego, para ir descubriendo el conocimiento que perseguimos para realizar una investigación. Cuando continuamos o modificamos los aportes de anteriores trabajos, lo hacemos muchas veces sobre la información custodiada o accesible desde las bibliotecas. La biblioteca apoya las tareas de investigación, proporcionando a los estudiosos los materiales, el sitio y los servicios que necesite.

Función práctica:  las bibliotecas, en especial mediante la información bibliotecaria y bibliográfica, permiten a los usuarios obtener respuestas de tipo práctico a sus preguntas sobre informaciones de utilidad para sus vidas, tales como, encontrar señas de instituciones, saber seguir un procedimiento, entender cómo son determinadas costumbres, etcétera.

 

 

Función de difusión de la información: las bibliotecas ofrecen conocimiento mediante la diseminación de datos, hechos o todo tipo de información a quien lo necesite. Cualquier asunto encuentra respuestas en algún tipo de biblioteca. Dado que no todo el mundo puede acceder a todo tipo de bibliotecas, es por lo que en esa función difusora debemos considerar las restricciones o negaciones que los bibliotecarios marquen a la provisión de información a algún tipo de usuarios.

 

 La irrupción en los años ochenta de las tecnologías de información avanzadas ha supuesto en las bibliotecas una rapidísima evolución en el modo de atender a los usuarios como en los servicios que prestan. El acceso inmediato a catálogos de otras bibliotecas, la captura de originales en red y, las consultas directas desde el exterior se han vuelto actividades habituales. Por todo ello se habla de bibliotecas virtuales, en las que sobre los fondos custodiados ha ganado importancia la posibilidad de acceso a cualquier información, sobre cualquier soporte, en tiempo  real y siempre a través de las tecnologías de las redes electrónicas, los soportes ópticos y las computadoras.